Contemporary Art Gallery Madrid

SIMON WILLEMS

Rogue Elements

SEPT 12 - OCT 20, 2012.

SIMON WILLEMS

Inauguración: 12 de septiembre 20.00 - 22.00. Coincidiendo con Apertura 2012 (ArteMadrid).
En presencia del artista.

Michel Soskine presenta en su galería de Madrid la primera exposición individual en España del artista inglés Simon Willems (Shoreham-by-sea, UK,1971). La muestra reúne 25 obras de pequeño formato de sus últimos 12 años, incluyendo las series All Things for all People y A Certain Way to Fade. Son obras relacionadas entre sí a través de una serie de detalles que fluyen de manera coherente en toda su obra. A un nivel formativo Willems está interesado en ideas que confunde las realidades mentales y físicas. Su pensamiento se centra en el reconocimiento de textos incongruentes y narrativas que hablan de sitios y gente específicos, donde la posición de la memoria juega un papel predominante. Busca la belleza en los lugares más extraños, desafiando los ideales estereotipados de la cultura británica sobre lo que es y no es considerado bello. 

Artista político, involucrado socialmente, su obra se centra en asuntos como la fobia social y la consumición del espectáculo por parte del ser humano. Sus pinturas son metanarrativas que muestran jardines ingleses idealizados, paisajes imaginarios, animales inquietantes; son obras misteriosas plagadas de figuras, cuerpos y paisajes que parecen estar continuamente en proceso de materialización para luego disolverse. Fascinado por las superficies que reflejan, en su obra podemos encontrar numerosas burbujas que pueden mostrar mundos escondidos: no hay que quedarse con la primera impresión, ya que el significado de sus obras esta abierto a tantas interpretaciones como sensibilidades lo perciban.

All Things for all People

Serie creada en respuesta al inesperado descubrimiento del “Mandarom” desde un pedalo en Provence (Francia), cuando el artista estaba de vacaciones. 
El “Mandarom” es una secta que representa a todas las religiones. La organización fue fundada como la religión “aumista” en 1969 en la ciudad sagrada de Shambhasalem por su líder fundador Gilbert Bourdin. Bourdin construyó una serie de templos, estatuas y ermitas advocadas a ciertas creencias, y una escultura de 33 metros como autoproclamación del Mesías cosmo-planetario. 

La narrativa del “Mandarom” fue atrayente para Willems en muchos niveles y siempre alejada de su encanto anecdótico, su ironía y su incongruente localización. El proyecto supone para el artista una serie de cuestiones de nuevo en relación con nuestro deseo de espectáculo (Willems descubrió que la comunidad ofrecía tours a los turistas en verano). 

Las obras de esta serie se presentan en pequeño tamaño y en tonos grises y pasteles, proponiendo una intimidad que contrasta con la estatuas gigantes que reflejan. 

A Certain Way to Fade

Serie que forma parte de un proyecto mas amplio que trata sobre los ermitaños a raíz de conocer la historia de Manfre Gnädinger, más conocido como el “ O Alemán” o “Man”, el cual emigro al pueblo de Camelle (Galicia) donde permaneció mas de cuarenta años. Se dice que se volvió loco tras sensibilizarse la ecología, y se construyó una cabaña en la playa donde vivió hasta su muerte. Durante esos años realizó una serie de obras frente a su casa con residuos de la playa y piedras apiladas, una especie de museo dentro del jardín orgánico del que se alimentaba. Su mundo se acabó cuando el petróleo del Prestige arruino su trabajo, y un mes y medio después falleció de melancolía. 

Al igual que en la mayoría de sus trabajos, la complejidad de la elección y del propósito dentro de utopias personalizadas es constante. Willems se siente atraído no por la manera de vivir del “alemán”, sino por como se convirtió en un símbolo de la tragedia del petróleo, exacerbando su fama local . Las diminutas pinturas señalan un terreno vencido, donde las esculturas aparecen como reliquias de otro mundo. 

Graduado en el Royal College of Art, Simon Willems ha expuesto en varias galerías londinenses y museos en el extranjero. Sus obras se encuentran en The Zabludowicz Collection, The Leonard Nimoy Collection, Art Review, David Roberts Collection, en la Fondation COLAS, en el FRAC Auvergne, FRAC Haute-Normandie, Artotéque De Caen, Royal College of Art o en la Frederick Weisman Foundation.